Skip to content

Solo hay 4 etapas del amor: ¿en cuál estás? | Dra. Kristin Davin

En cada etapa del amor, hay aspectos positivos y negativos. Sin embargo, a pesar de los aspectos negativos, las personas continúan intentando hacer las cosas bien, hacer que su amor perdure, con la esperanza de crear y mantener una relación saludable, todo esto mientras comprenden, aceptan y honran las diferencias individuales.

Las relaciones dinámicas y en constante cambio presentan a las personas algunos de los mayores desafíos de la vida. ¿En qué etapa del amor se encuentran tú y tu pareja?

1. La etapa romántica

Esta primera etapa del amor dura de dos meses a dos años. ¡Piense en champán y copas de color rosa! Una palabra común que se usa para describir a su ser querido es “perfecto”.

Los neurotransmisores para “sentirse bien” que se disparan a un ritmo rápido, durante esta etapa del amor, van al mismo lugar en nuestro cerebro que las drogas, aumentando la atención y el enfoque, la obsesión, un deseo fuerte y poderoso de estar con nuestro nuevo amor, y sin pensar en otra cosa.

Es difícil hacer cualquier trabajo. ¡Estamos drogados en amor! Todo es maravilloso en tu mundo. Piensas, “¿Dónde has estado toda mi vida?” Hay un gran énfasis en las similitudes y la similitud.

Por ejemplo, una conversación típica puede verse así: “¿Te gusta andar en bicicleta? ¡Eso es genial! ¡A mí también me encanta andar en bicicleta!” Incluso las diferencias entre los dos se consideran fortalezas. Piensas: ¿Quién quiere ser el mismo de todos modos? ¡Aburrido!

¿La baja? Es posible que haya descuidado otras relaciones en su vida para pasar tiempo con su nueva pareja, a veces en exceso. Una relación demasiado enredada evita el mantenimiento de su propia identidad y, para algunos, la codependencia.

El aburrimiento puede ocurrir si se da cuenta de que más allá de los sentimientos iniciales de lujuria, no hay intereses comunes.

Luego, después de meses de ir a toda velocidad a 80 mph, hay un cambio. ¡Se siente como si hubiera pisado el freno y se hubiera detenido en seco! ¡Las drogas han desaparecido! Ya no estás muy enamorado y has pasado a la etapa de lucha por el poder.

2. Etapa de lucha por el poder

Las gafas de color rosa se han vuelto un poco menos “rosadas” y más claras. La ilusión de que el amor romántico durará para siempre se disipa y es reemplazada por ira y decepción. Este es un momento desafiante para las parejas. Hay un cambio de enfoque de sus similitudes a sus diferencias.

Los comportamientos que alguna vez fueron “lindos” se han convertido en pequeñas molestias. A veces tratamos de hacer que la persona vuelva a ser quien pensamos que era o que la creamos en nuestra propia mente.

Las discusiones o desacuerdos pueden aumentar y la falta de comunicación se produce debido a los diferentes estilos de comunicación. La claridad en la comunicación es vital en esta etapa, ya que esto determinará si la relación puede sobrevivir.

Algunas parejas no sobreviven a esta etapa y se separan. Para evitarlo, dale importancia a aceptar y apreciar tus diferencias. Aprenda a compartir el poder, renuncie a sus fantasías de armonía constante y reconozca las fortalezas de su relación.

Además, refuerce los límites claros y haga que prevalezca el respeto mutuo. La relación, entonces, se vuelve más realista, en lugar de idealizada y una “fantasía”.

El objetivo de esta etapa es establecer su autonomía sin destruir la conexión amorosa entre ustedes. La forma en que maneja sus diferencias y esas molestas peculiaridades a menudo determina cómo avanza la relación.

La relación puede fortalecerse y crecer si cada persona puede manejar sus propios sentimientos, se vuelve abierta y receptiva para mejorar su comunicación y puede manejar los desacuerdos de manera amistosa.

3. La etapa de estabilidad

Cuando una pareja pasa a esta etapa, hay una mayor conciencia de los comportamientos, diferencias y molestias del otro. Ambos han trabajado para establecer roles e independencia y se han alejado de las luchas de poder que una vez monopolizaron la relación.

Los desacuerdos son solo eso: desacuerdos. No necesariamente se convierten en argumentos. Pero si lo hacen, son manejables. Hay más paz y ritmo en la relación con una mayor sensación de relajación. Puedes ver un futuro con esta persona.

Sin embargo, el peligro en esta etapa es el mayor riesgo de aburrimiento o una rutina aburrida. Esto puede provocar apatía o infidelidad. Las personas a menudo comienzan a dar por sentado a la otra persona y no trabajan en la relación. Creen que puede dormirse en los laureles, pero no puede.

Algunas personas comienzan a alejarse de su pareja en lugar de acercarse a ella. Sin embargo, la paradoja es que a pesar del aburrimiento o la rutina de la relación, es pacífica, segura y protegida.

Las personas pueden sentirse conectadas y seguras, pero alejarse de la relación de manera saludable, sin que la relación se sienta amenazada.

Suscríbete a nuestro boletín.

Únete ahora a YourTango’s artículos de tendencia, cima asesoramiento de expertos y horóscopos personales entregado directamente a su bandeja de entrada cada mañana.

Si eres capaz de dominar y sentirte cómodo durante los momentos aburridos, entonces la relación puede seguir creciendo. Si está encantado y prefiere su compañía incluso cuando las cosas no son emocionantes, entonces hay una mayor posibilidad de permitir que el otro crezca al igual que la relación.

4. La etapa del compromiso

Esta etapa puede durar entre uno y diez años. Usted y su pareja pueden tomar decisiones claras para ustedes y el otro. Reconoces tus dos defectos y los has aceptado. Has sabido gestionar los malos momentos y abrazar y celebrar los buenos momentos.

A pesar de lo malo, puedes superar y seguir prefiriendo la compañía del otro. No necesitas a la persona, eliges estar con esta persona. Existe un equilibrio entre poder, libertad, amor y pertenencia.

Algunas preguntas que la gente hace son: ¿Puedes verte con esta persona a largo plazo? ¿Tiene intereses y objetivos compartidos? ¿Esta persona agrega, no quita, de tu vida? ¿Es esta persona el paquete completo? ¿Trabajas en equipo?

Estas preguntas son un recordatorio de que las relaciones necesitan trabajo, atención y compromiso continuos.

Aprender a reconocer y aceptar las etapas del amor puede ayudar tanto a las personas como a las parejas a navegar mejor por los giros y vueltas esperados de una relación.

Comprender y prepararse para los desafíos que traen las relaciones puede ayudar a las personas a identificar los factores desencadenantes y aprender a ser proactivos en lugar de reactivos y superarlos en lugar de darse por vencidos. Esto ayudará a crear el puente que conecta, no el puente que divide.

La comunicación es clave. ¿Cómo comunicará sus diferencias? ¿Cómo se gestionarán? ¿Puede hablar sobre sus diferencias de una manera que fomente estrategias de comunicación saludables y comprenda y respete tanto sus similitudes como sus diferencias?

Las relaciones son desafiantes y complicadas a veces. La gente es complicada. A veces, un poco más de tiempo juntos puede ayudar a determinar su futuro. Navegar por las etapas del amor no es un proceso lineal. Por ejemplo, una transición de vida (nido vacío, niño) puede poner a una pareja de nuevo en la Etapa de Lucha por el Poder.

Más para ti en YourTango:

Si es necesario, consulte con un terapeuta matrimonial o de relaciones. Tener un tercero que lo ayude a superar los desafíos de su relación, ¡podría ser la clave para salvar su relación!

Este artículo se publicó originalmente en kristindavin.com. Reproducido con permiso del autor.