Skip to content

Si amas a una mujer, no hay excusa para no tratarla bien

Amar a una mujer no es algo que puedas hacer solo con una parte de tu corazón. Ámala de todo corazón y nunca te reprimas.

No la engañes para que piense que eres alguien que no eres. Si la amas, no la descuides.

Reconoce sus emociones y ámala como se merece. Sea siempre honesto con ella y fiel a ella.

Si amas a una mujer, la tratas bien.

No haces promesas que no tienes la intención de cumplir y le das toda la atención que necesita sin hacerla suplicar.

Amar a una mujer no se trata de darle falsas esperanzas de que algún día cambiarás y de engañarla con palabras vacías y sin sentido.

Necesitas mostrar tu amor con acciones, no solo hablar de ello e inventar historias.

No juegue y envíe señales contradictorias. Y no la hagas dudar de tus sentimientos e intenciones. Eso no es amor.

Si amas a una mujer, debes estar seguro de ella y ella necesita saberlo. No la lastimes intencionalmente y siempre debes estar ahí para ella cuando te necesite.

No puedes amarla e invertir a medias mientras esperas que venga alguien mejor.

Una mujer que amas es alguien a quien eliges y nunca dejas de elegir.

Ella debe ser una prioridad para ti, no una opción. No puedes aprovechar el corazón cariñoso y amoroso de la mujer que dices amar.

Sí, probablemente siempre estará dispuesta a perdonarte cuando hagas algo mal, pero no puedes apostar por eso.

Si lo haces, la perderás y te arrepentirás de no amarla lo suficiente como para esforzarte por mantenerla cerca.

Si amas a una mujer, no puedes disculparte por un error que seguirás repitiendo.

Ella te dará una segunda oportunidad, pero no puedes desperdiciarla cada vez que lo hace.

Nunca des por sentado a una mujer que amas ni la trates como si fuera tu segunda opción.

Si amas a una mujer, no hay excusa para no tratarla bien. Debes ser su pareja, protectora, amante y mejor amiga, y hacer que se sienta profundamente querida y amada.

Amarla significa esforzarse, hacerla sentir segura y especial, y estar ahí para ella.

Ella necesita saber que puede contar contigo pase lo que pase.

Obtendrás mucho de ella, pero también debes devolverle mucho. Ella no se va a conformar con una relación unilateral.

Satisfaga sus necesidades como ella satisface las suyas y trátela con aprecio y respeto.

Valora los sacrificios que hace y demuéstrale que aprecias las cosas que hace por ti.

Nunca dejas de perseguir a una mujer que amas y debes luchar por ella incluso cuando ya es tuya.

Nunca la dejes ir ni la apartes con tu comportamiento.

Realmente es simple. Se supone que el amor no duele. Si realmente amas a alguien, no hay excusas para hacerlo sufrir.

Nunca le causa dolor a la persona que ama, pase lo que pase, especialmente si no es intencional.

Tal vez sepa todo esto, pero no es la forma en que está tratando a la mujer con la que está, ¿verdad? Sabes cuánto te ama tu novia, pero no la trates bien a pesar de decir que también la amas.

No importa qué tan claro sea que eres todo para ella, actúas como si ni siquiera te importara en absoluto.

Simplemente sigue guiándola y manteniéndola cerca dándole migajas de tu afecto.

Aunque sabes que en realidad se merece mucho más, le das solo lo suficiente para que se quede.

La gran pregunta es: ¿Por qué estás incluso con ella? ¿Por qué sigues diciéndole que la amas cuando está claro que no?

Por el amor de Dios, ¿por qué la lastimas una y otra vez cuando sabes que ella no merece sentir ese dolor?

Sigues rompiendo su corazón sin la intención de dejarla seguir adelante.

En cambio, entras y sales de su vida como quieras sin tener en cuenta cómo la hace sentir.

Simplemente esperas que ella siempre esté ahí y que espere pacientemente a que descubras lo que quieres.

¿Sabes lo que eso significa? Incluso si estás tratando de hacerte creer que la amas, no es así.

Claro, puede que te guste tenerla cerca y que te guste ser amado por ella, pero no amas su.

Tal vez solo te estás aprovechando de ella y piensas en ella como tu plan de respaldo.

Puede que seas consciente de que no volverás a encontrar a alguien como esta mujer, pero no la amas.

Tal vez solo la necesites para hacerte sentir bien contigo mismo y alimentar tu ego roto.

Independientemente de lo que realmente se trate, ciertamente no la amas. Las personas no lastiman a quienes realmente aman.

No haces que una mujer se sienta miserable y hace que se pregunte por qué no es suficiente si la amas.

Le estás provocando noches de insomnio, haciéndola llorar y rompiéndole el corazón repetidamente porque no te importa.

¿Por qué sigues diciéndote a ti mismo que la amas cuando obviamente no la quieres y claramente nunca la quieres?

Sé el hombre más grande, deja que encuentre el amor y la felicidad que no puedes darle.

Si amas a una mujer, no hay excusa para no tratarla bien. Solo significa que realmente no te preocupas por ella.

Dale la oportunidad de encontrar un hombre que la trate como se merece … Como tú no lo hiciste, no puedes y nunca lo harás.

Sabes que se merece algo mejor, así que deja de perder su tiempo si realmente no te preocupas por ella.

Ella no necesita a alguien que solo piense que la ama y se lo diga.

Una mujer necesita un hombre de verdad que muestre su amor con todo lo que hace, no solo dice.