Skip to content

8 señales que te dicen cuándo terminar una relación

Julio 31, 2021

Señales de advertencia y razones que le indican cuándo es el momento de terminar la relación

El camino hacia una relación satisfactoria, decidida y razonable no es todo el tiempo junto con la felicidad. A veces, tienes que admitir que hay ciertos intentos en los que una relación duradera resulta no ser así. Es posible que se encuentre viajando por un camino lleno de baches sin ningún lugar adonde ir. De eso se tratan las citas, ¿verdad?

Conocer a la persona y esperar que sea compatible y pueda mantener una relación durante un largo período de tiempo puede ser complicado. A veces, te sientes inseguro acerca de tus sentimientos y piensas si romper es lo correcto. En otras ocasiones, es posible que sienta que sus decisiones son demasiado abruptas, por lo que lo devastan y lo confunden aún más. Cualesquiera que sean sus escrúpulos, debe saber de primera mano cuándo es el momento de dejarlo ir.

¿Cuáles podrían ser las razones para decidir dejar ir a la persona que más amaba?



Imagina que estás parado en una encrucijada. Viste a tu pareja en el lado derecho sonriendo y buenos recuerdos en tu mente. En el lado izquierdo, lo viste tratando de consolarte y convenciéndote de no terminar la relación. Te duele mucho, pero sigues pensando que podría valer la pena una segunda oportunidad y que tu relación podría salvarse.

¿Vale la pena luchar por ello? ¿Todavía le das otra oportunidad?

Las relaciones siempre enfrentan muchas dificultades y desafíos, y el proceso de romper con alguien es uno de ellos. Si está pensando en romper con su pareja, es natural que su bienestar emocional se vea afectado. Por eso es fundamental prestar atención a los patrones de cómo va su relación. Cuando todos los fracasos y errores se repiten una y otra vez, podría ser una señal de que es hora de romper con tu pareja.

Aquí hay 8 señales que le dicen cuándo terminar una relación:

1. Ya no eres feliz

Quizás, este es un signo muy común en todas las relaciones y una buena razón para dejarlo ir. Las discusiones y las peleas son parte de una relación sana, pero no deben llegar al punto de volverse tóxicas.

El malentendido es un boleto de ida a las rupturas. Alguien que esté en una buena relación siempre encontrará formas de recuperarte y resolver cualquier pequeña discusión que tengas. En general, una persona que está satisfecha y contenta con la relación será feliz.

Por lo tanto, si se encuentra en una situación en la que los problemas menores se vuelven más desagradables e insalubres y toma mucho tiempo resolverlos, tal vez sea una señal clara de que la persona realmente no es para usted.

2. Su comunicación se desvanece constantemente

Este es probablemente el punto de partida para desenterrar problemas y discusiones a largo plazo. Cuando en una relación se requiere intimidad, el intercambio de sentimientos profundos, sueños, pensamientos y miedos, pero sin comunicación, esto no sucedería. Tener un buen sentido de la comunicación fortalece cada relación a largo plazo, por lo que la consistencia es la clave.

Ya sea que viva lejos o en el otro lado del planeta, recibir suficiente tiempo y atención de su pareja siempre le permitirá tener una relación mucho más próspera y saludable.

La incapacidad de estar en la misma página es común en las rupturas. Si nota que su pareja no se está comunicando bien, intente comunicarse al menos una vez. No dejes que tu relación sufra. Pero, si crees que tu pareja ya no es consistente, tal vez sea hora de dejarlo ir.

3. El bienestar emocional de su pareja es inestable

No hay otra cualidad importante en una relación sana que la salud emocional. Si la persona que pensaba que sería su pareja por el resto de su vida muestra signos de paranoia, egocentrismo, se enoja fácilmente, se pone celosa, se pone demasiado a la defensiva y cualquier cosa que demuestre tener una deficiencia emocional, entonces esas son las piezas más fuertes. de evidencia de que no estás con la persona adecuada. Para que la relación sea fuerte y duradera, ambos deben funcionar plenamente y estar comprometidos al mismo nivel. Después de todo, la actitud hace el resto.

Cuando uno de ustedes no está listo para enfrentar los problemas que encuentre su relación, entonces sus esfuerzos son en vano. ¿Su pareja posee flexibilidad, integridad, honestidad y voluntad de responsabilidad? Si es así, estás en el camino correcto. Si no es así, intente encontrar otro.

4. Dudas de todo

Evaluar a tu pareja es natural y saludable. Sin embargo, cuando vea señales de alerta, siempre preste atención a su instinto que le está diciendo algo. Pero, cuando crea que se está saliendo de control con las dudas, reconsidere las cosas.

Si dudas constantemente de tu pareja, independientemente de si hizo algo, es hora de que pienses en seguir adelante con la relación o no. Después de todo, no es saludable cuando siempre te pones nervioso pensando en pensamientos irracionales. Toda relación debe construirse con confianza. Sin él, lo pasarás mal.

5. No puede encontrar formas de solucionarlo

Una de las principales razones de las rupturas es cuando nadie puede descubrir cómo evitar que la relación muera: o no se le ocurre una solución que funcione o ya no está interesado en seguirla. A veces, te preguntas:

¿Hay alguna razón por la que valga la pena salvar esta relación? ¿Todavía estoy dispuesto a ceder y hacer que todo esté bien?

Aunque, a veces, el compromiso es lo que hace que deje de romper, siempre asegúrese de que cada final sea saludable. Trate de hablar sobre sus preocupaciones y lapsos y manténgase tranquilo para avanzar aún más en su relación por el camino correcto. De lo contrario, lo mejor sería alejarse.

6. Tus amigos te dicen que lo termines

La verdad es que poner fin a su relación no son solo sus decisiones. A veces, hablando con tus amigos, en quienes confías y son los más cercanos a tu corazón, dales consejos que vale la pena escuchar.

Si las personas que conoces mucho te dicen que te alejes de la persona con la que estás saliendo, tal vez piensen que no es la persona adecuada para ti. Si te dan una señal para salir con esa persona, entonces vale la pena salir con esa persona.

Sin embargo, no todo el tiempo tus amigos tienen razón, sin embargo, no paga nada si los escuchas. Si tu instinto te dice que tienen razón, es mejor que confíes en ellos.

7. Los contras son más que los pros

No hay nada mejor que hacer al decidir poner fin a la relación que enumerar las cosas que le hicieron decidir hacerlo.

Por lo tanto, intente cerrar los ojos y vuelva a pensar por qué quiere terminar su conexión con esa persona. Si solo pensar no funciona, es posible que desee visitar una cafetería, tomar un café caliente y preparar su pequeño cuaderno. Enumere las ventajas y desventajas si continúa su relación.

Si las desventajas superan a las ventajas, no malgastes tu esfuerzo.

8. Empiezas a preguntarte qué más hay ahí fuera

Las dudas y preguntas ocasionales son totalmente normales cuando hay un cambio repentino en su relación. A veces, cuando ya está en una relación, es posible que se pregunte qué le pasaría si no respondiera que sí en primer lugar.

Cuando hay una transformación abrupta en las actitudes, creencias y sueños que no lo veías venir, la relación definitivamente se verá afectada. Y, si sucede que no se puede arreglar, entonces es un movimiento seguro para terminar la relación.

¿Cómo terminar la relación sin lastimarse?

Es totalmente imposible terminar tu conexión con la persona con la que pensabas estar por el resto de tu vida sin lastimarte. Poner fin a su relación requiere mucha transformación y lleva mucho tiempo.

Cada relación tiene sus propios altibajos. Aunque ambos prometieron amarse por el resto de su vida, si su decisión ya es definitiva, es posible que desee considerar las posibles formas de terminar la relación con menos dolor. Así es cómo:

  • Deja que tu pareja sea la primera en saber que estás rompiendo con ella. Esto hace que sea menos doloroso y más maduro para usted hacerlo.
  • No lo prolongues. Establezca un momento adecuado en el que ambos estén tranquilos y hablen.
  • Sea sincero y honesto. Él o ella merecen saber las razones por las que te vas.
  • Sea directo al grano. No trates de endulzar todo.
  • Hágalo en persona. Esto demuestra que tienes respeto.
  • Encuentre un lugar privado donde ambos se sientan cómodos.
  • Responde con sinceridad.
  • Esté preparado para algunos arrebatos emocionales. Sea compasivo, pero firme con su decisión.
  • Mantente lo más distante posible después de la ruptura. Corta todo contacto para comenzar a sanar.

Conclusión

Su relación depende de sus acciones. Si ambos están felices, seguramente la relación va por el camino correcto.

Sin embargo, si ambos siguen teniendo malos entendidos y discusiones, eventualmente conducirá al deterioro de su relación.

Pase lo que pase, eres tú quien decide si continuar o no tu relación, así que asegúrate de no arrepentirte al final del día.


Entradas relacionadas: